¿Eres de los que pertenecen a una tribu urbana?

Durante la adolescencia, y también durante los primeros años de la juventud, eso de buscar la felicidad nos parece una casi una quimera, algo imposible de alcanzar porque en esos momentos ni siquiera se sabe exactamente lo que se quiere, así que difícil saber lo que nos hará felices, y mucho menos a medio y largo plazo. Uno se siente raro, extraño, como si no encajaras en ningún sitio y sin que nadie pueda entenderte; y por eso, son muchos los jóvenes que acaban integrándose en una tribu urbana.

¿Y qué es una tribu urbana?  Bueno, pues en realidad es algo tan simple como un grupo de personas que siguen una forma de pensamiento original, fuera de los cánones convencionales "impuestos" por la sociedad; vamos, lo que en la cultura popular sería una "banda de raritos". Pero bromas aparte, estas personas, jóvenes en su mayoría cuando empezaron estos movimientos durante la segunda mitad del siglo pasado aunque ahora ya vayan para talluditos, inventaron una nueva forma de pensar, de hablar, de vestir o de actuar ante las circunstancias de la vida diaria; se convirtieron en una especies de rebeldes, que no querían seguir las normas tradicionales y buscaron otras más originales. ¿Es de extrañar que alguien que se siente perdido e incomprendido busque refugio en un grupo así?

No es nada extraño, y en realidad, no tiene nada de malo, a no ser que tu tribu urbana sea un grupo de violentos camorristas que van por ahí destrozando cosas o personas; alguna que otra puede ser así, pero por lo general estos movimientos sólo buscan tener una identidad propia, con una serie de elementos que los caractericen y los haga reconocibles ante toda la sociedad.

Una de las primeras tribus urbanas que aparecieron fueron los hippies, para los que las melenas y el flower power  se convirtieron en sus señas de identidad. Después los punkys, con sus crestas de colores imposibles de que pasaran desapercibidas. Los heavys, que hicieron propia la estética rock. La cultura gótica, que trajo muchos elementos del siglo XIX, como la literatura, la simbología y los vestidos góticos, todos inspirados en esa época. Y los raperos, que a la par de la fama de ese estilo musical, también pusieron de moda las pantalones anchos y las gorras de medio lado.

tribus urbanas

Ya entrados en el siglo XXI  empezaron a surgir otras tribus urbanas, algunas de ellas duraderas, pero otras de poco recorrido:  los emos, los hipsters, los metrosexuales, los pijos, los canis... Muchas se originaron en países determinados países, y luego se acabaron exportando al resto con sus elementos originales, pero en ocasiones, el país que la recibía le añadía su propia identidad y aportaba aspectos nuevos, como las de origen asiático o latinoamericano. Y es que a quién no le gusta apuntarse a una nueva moda, jeje.

Como ves, si te sientes como un pez fuera del agua, y todos a tu alrededor te consideran un tipo raro, quizá tengas que buscar la felicidad en uno de estos grupos; quién sabe, quizá tu identidad se encuentre escondida ahí.